Tipos de cerraduras

Son varios los tipos de cerraduras que hay en el mercado. Estas se pueden usar en diversas situaciones, siendo cada uno de los modelos existentes adecuados para instancias particulares.  Lo cierto es que la tecnología ha evolucionado de manera sustanciosa. En nuestra época, hay una cantidad de fabricantes de cerraduras impresionante. Abundan las ofertas en el mercado, de manera que los clientes pueden elegir aquella de su entera predilección.

Ten en cuenta que no hay que conformarse con cerrajeros baratos. Lo ideal es que cuentes con la ayuda de profesionales integrales, que además conozcan los diversos tipos de cerraduras y sepan recomendar las más adecuadas en cada ocasión. En este caso, lo importante es que las personas sepan por su cuenta sobre los tipos de cerraduras existentes. Por ello, en el presente post hemos decidido presentar a nuestros lectores información al respecto.

cerradura-guardas-movibles

Un breve listado con los principales tipos de cerraduras

Cuando se contacta a un equipo de cerrajeros urgentes, que llegan a un lugar para solventar una emergencia, sucede que estos profesionales pueden toparse con cualquier tipo de cerradura en el sitio.  Por ello, es importante contactar a quienes hace labor de Cerrajeros 24h y que además sepan atender problemas que se presentan con variedad de sistemas de cerraduras.

A continuación, presentamos las variedades de cerraduras más comunes actualmente. De las mismas, presentamos una lista y descripción sucinta de cada una de ellas:

Cerraduras cilíndricas

Son las más frecuentes entre los distintos tipos de cerraduras. Se llaman de esta manera gracias a su pieza central, la cual es un cilindro donde se incrusta la llave para accionar el mecanismo.  Es de indicar que son bastante abundantes en el escenario doméstico y de oficinas. Tienen la ventaja de que, si se daña el cilindro, este se puede cambiar con facilidad y no es necesario cambiar toda la cerradura.  Por otra parte, no son las mejores para zonas externas.

Cerraduras empotradas o de embutir

Quienes trabajan como cerrajeros 24 horas, suelen recomendar estas cerraduras por diversos motivos. Si bien son más complejas de instalar, lo cierto es que tienen muchas ventajas desde el punto de vista de la seguridad. Quizás, lo más importante es que su mecanismo queda oculto dentro de la puerta.  Por ello, entre los tipos de cerraduras que hay ofrecen la bondad de que no es sencillo forzarlas o desarmarlas.

Cerraduras tubulares

Aquí nos encontramos con un tipo de cerradura muy similar a las de empotrar. Igualmente, sucede que su mecanismo queda dentro de la puerta, siendo por ello notablemente seguras. No obstante, la diferencia estriba en que no se accionan por medio de una llave. En este caso, se pulsa un botón que activa los engranajes y pistones internos. Son usuales en áreas internas, donde la seguridad no es tan importante. Con solo oprimir su botón se abren sin mayores problemas.

Cerraduras sobrepuestas

Los cerrajeros las 24 horas suelen recomendar estas cerraduras en sitios como escuelas, hospitales, depósitos y lugares donde se requiere que toda puerta cerrada pueda ser abierta desde adentro. Como su nombre lo indica, no se colocan dentro de la puerta. Ellas solamente van colocadas encima de la misma. Por tanto, es necesario que la parte es que se colocan siempre sea hacia la zona interior. Internamente, suelen abrir con un pestillo, sin necesidad de llave.

Cerraduras multipunto

Quizás, son de las más seguras entre los diversos tipos de cerraduras.  Su rasgo esencial es que cuentan con gran cantidad de anclajes, puntos de seguridad entre la puerta y su marco. Además, estos puntos de anclaje suelen ser tubulares, rígidos y muy fuertes. Muchos también las llaman sistemas de multilock. Para instalarlas, se requiere tanto de una puerta como de un marco especial, ya que el sistema funciona de manera integral con todos sus elementos.

Cerraduras de combinación

Cuando los cerrajeros de urgencia son llamados para atender problemas con estos tipos de cerraduras, deben afrontar un verdadero reto. Estas cerraduras no usan llaves, sino que tienen una serie de discos numerados en los cuales se pone una determinada combinación. Cuando los discos están en el orden correcto, el mecanismo se activa y la cerradura se abre. No son muy usuales en puertas, pues en tiempos recientes tienden a emplearse en candados.

Cerraduras electrónicas o digitales

Finalmente, tenemos los tipos de cerraduras de categoría electrónica. Combinan sistemas mecánicos y de electricidad, a la vez que cuentan con imanes. Los cerrajeros 24 horas que trabajan con estos sistemas deben tener amplios conocimientos y las herramientas adecuadas. Además, son cerraduras que suelen funcionar con claves alfanuméricas o con detectores de huellas digitales.

La gama antes dicha configura las diversas opciones en cuanto a tipos de cerraduras. Para saber cuál es más conveniente colocar, lo mejor es tener asesoría adecuada. Hay que recordar que el factor económico también influye, ya que algunas llegan a ser costosas. No obstante, una inversión en una buena cerradura es algo que vale la pena.

La utilidad de contar con un equipo de cerrajeros las 24 horas en Madrid

En la capital española hay gran cantidad de construcciones que tienen cerraduras. Millones de puertas, de muebles, de gavetas de seguridad.  Nunca está de más saber de personas que sepan ayudar cuando alguna cerradura que presente problemas en un momento determinado. Igualmente, que genere algún inconveniente porque se atasca. También, puede acontecer que la cerradura no cierre y sea necesario arreglarla por motivos de seguridad.

Junto a los tipos de cerraduras antes mencionados, también hay otras variantes a considerar. Por ejemplo, están las llamadas cerraduras con bombín antibumping. Estas no se pueden abrir con el método de la llave de percusión, por tanto, es necesario aplicar otras estrategias de cerrajería, tales el uso de ganzúas o la extracción del cilindro con herramientas apropiadas para ese caso.

Finalmente, hay que decir que las cerraduras necesitan mantenimiento. Si se les hace el adecuado mantenimiento, entonces se evitan daños mayores y arreglos que pueden llegar a ser sumamente costosos.